Mar11292022

Última actualización07:57:00 AM

Back Usted está aquí: Inicio Ambiente Noticias - Ambiente Ambiente 2 Sector agropecuario cuenta con herramientas que ayudan a medir la sostenibilidad de la producción

Sector agropecuario cuenta con herramientas que ayudan a medir la sostenibilidad de la producción

Papas

Fundecooperación para el Desarrollo Sostenible, por medio de la iniciativa Turismo-Motor de Desarrollo Local -Tu-MoDeLo-, del Programa Adapta2+ del Fondo de Adaptación junto con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el sector agropecuario del país, se unieron para crear, cuatro informes y dos herramientas que ayudarán a medir la sostenibilidad de la producción agropecuaria y las oportunidades de encadenamientos pueden ir con el sector hotelero.

Los informes se realizaron para generar insumos para que las autoridades y personas expertas de ambos sectores pongan en práctica mecanismos de encadenamiento y producción responsable, que serán de mutuo beneficio para las economías locales y la calidad del ambiente en la región.

Por su parte, las dos herramientas ayudarán a medir sostenibilidad y demanda específica requerida por los hoteles.

Además, con esta iniciativa, ambas organizaciones hacen un llamado al sector turismo para que prefieran productos locales y sostenibles, e informar públicamente sobre sus necesidades de compra, de modo que el sector productivo pueda prepararse y abastecerles.

Mónica López, coordinadora de Tu-MoDeLo, explica que: “esta iniciativa representa un esfuerzo para obtener información que contribuya a conectar los sectores turísticos y agropecuarios para la implementación de prácticas de proveeduría sostenible”.

“Así como aprovechar el potencial del sector turístico como motor de desarrollo local, a través de compras con causa de productos agropecuarios locales y sostenibles, generando crecimiento económico a las comunidades rurales, más empleos dentro de las empresas agro-productoras, un aumento en la participación de mujeres y jóvenes y mayor implementación de medidas de adaptación al cambio climático”, agregó López.

Además, enmarcado en el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo PNUD, a través de su proyecto “Fortalecimiento de las capacidades de Asociaciones de Acueductos Rurales (ASADAS) para enfrentar riesgos del cambio climático en comunidades con estrés hídrico en el Norte de Costa Rica” y la Iniciativa Global “Finanzas para la Biodiversidad” (BIOFIN), han unido esfuerzos y recursos, en esta alianza con Fundecooperación, para promover que el sector turístico y la producción agropecuaria desarrollen, de mutuo acuerdo, prácticas productivas y comerciales sostenibles y resilientes ante los efectos de la crisis climática, y frente al impacto de la pandemia por Covid-19.

José Vicente Troya Rodríguez, Representante Residente del PNUD, se refirió a la importancia de los estudios presentados bajo esta alianza: “Es posible que demos por sentada la importancia de integrar medidas de sostenibilidad en las actividades productivas, no obstante los suelos, el agua y la polinización son elementos vitales para la producción, y su manejo sostenible puede significar una reducción de costos, evitar gastos futuros, como también puede representar oportunidades de acceso a mercados diferenciados y vínculos comerciales con las y los productores locales que hoy día son esenciales para una reactivación económica sostenible e inclusiva”.

Acerca de los informes.

El primer informe identifica criterios de sostenibilidad en producción agrícola y se concentró en la búsqueda de opciones para reducir la vulnerabilidad de sectores críticos como el agropecuario y de recursos como el hídrico. Esto con el fin impulsar la sostenibilidad de las fincas productoras de las zonas priorizadas por el proyecto (Zona Norte del país, específicamente los cantones San Carlos, Upala, Guatuso, Los Chiles, Rio Cuarto y Sarapiquí, más San Isidro de Peñas Blancas de San Ramón y San Miguel de Sarapiquí de Alajuela), es que se propone un filtro de criterios agrícolas sostenibles para mercados nacionales.

El segundo insumo es un mapeo de demanda de productos de inversión desde las actividades turísticas. Este estudia los establecimientos turísticos y su demanda de productos agropecuarios, con el objetivo de informar a la oferta e incrementar las posibilidades de éxito comercial entre ambas partes. Usando fuentes complementarias, este informe incluye un análisis acerca de la demanda de establecimientos turísticos de la Región Chorotega (Guanacaste) y cómo esta puede influenciar la producción agropecuaria de la Región Huetar Norte. Adicionalmente, se analizan los requerimientos de financiamiento en empresas turísticas en ambas regiones.

El tercer informe se enfocó en el mapeo de oferta, cadenas de valor y credenciales de sostenibilidad agropecuaria. Y el cuarto se enfoca en analizar los canales de distribución y estrategias para incrementar beneficios para las personas productoras del sector agropecuario y compradoras del sector turismo.

Acerca de las herramientas

La primera herramienta es un listado de criterios para ubicar a las personas productoras según su grado de sostenibilidad, la cual abarca temas como el manejo del agua, incluyendo aguas residuales, fenómenos naturales, prevención de plagas, manejo responsable de fertilizantes, sobrantes de pesticidas, adecuado uso del suelo, conservación de biodiversidad y vida silvestre; gestión integral de residuos sólidos, fuentes de energía, prácticas de salud y seguridad, legislación laboral y tributaria, manejo adecuado de animales para consumo y de producción, inocuidad y rentabilidad financiera y económica de la finca.

La segunda herramienta consiste en un llamado a la acción en proveeduría local sostenible que convoca a empresas del sector turístico y gastronómico a generar un compromiso público para aumentar oportunidades de mercado de cadenas de valor agropecuarias sostenibles en Costa Rica como destino, a través de políticas y prácticas de proveeduría que con sus acciones de compra demuestran el potencial del turismo como motor de conservación y desarrollo local a través de la generación de medios de vida sostenibles en paisajes rurales agropecuarios.