Sáb10192019

Última actualización07:33:00 AM

Back Usted está aquí: Inicio Educación Noticias - Educación Educación 2 Científicos con nueva casa

Científicos con nueva casa

UNAlogo

La Universidad Nacional inaugura el edificio de Nuevos procesos industriales. Ahí convergen la Escuela de Química y el Instituto Regional de Estudios en Sustancias Tóxicas (Iret-UNA), unidades que realizan estudios ambientales y análisis químicos, como parte de sus procesos de investigación, extensión y docencia en las ciencias naturales.

Este edificio que consta de cinco niveles y un sótano, le recibe con un jardín central de vegetación que crece bajo sombra, espacios para la docencia como aulas, sala de cómputo y bibliotecas. También es el sitio para que los estudiantes se reúnan en sus respectivas asociaciones.

El segundo nivel alberga laboratorios para la docencia de química general, química analítica, química orgánica, bioquímica y fisicoquímica, y es ahí donde se preparan los reactivos para impartir los diferentes cursos. Un piso más arriba se ubican los laboratorios para la investigación y las oficinas de los académicos de la Escuela de Química. En el cuarto nivel encontrará oficinas administrativas de la Escuela de Química, espacios para los académicos de ambas unidades, y laboratorios, y finalmente en el quinto piso se ubican los laboratorios y oficinas administrativas del Iret-UNA.

En el sótano se localiza la casa de máquinas y en la azotea se colocaron los equipos de los sistemas de extracción y aire acondicionado. La fachada está compuesta por parasoles metálicos, los cuales ayudan a reducir los efectos del sol dentro del edificio. Esta obra, financiada con fondos del Programa de Mejoramiento Institucional, fue reconocida como una de las “Grandes obras de 2018” por la Cámara Costarricense de Construcción.

La Escuela de Química de la Universidad Nacional imparte las carreras de Bachillerato y Licenciatura en Química Industrial, Bachillerato en Ingeniería en Bioprocesos industriales y Profesorado, Bachillerato y Licenciatura en la Enseñanza de las Ciencias. Cuenta además con dos maestrías: una en Gestión y estudios ambientales y una en Ciencias Forenses. En total alberga 10 laboratorios que se dedican a la investigación en el área ambiental, hidrología, productos naturales, biorefinería, y polímeros entre otros.

Además de contar con más espacios para docencia y laboratorios, la Escuela de Química tiene ahora una nueva planta piloto para el Laboratorio de Polímeros, y una planta de Bioprocesos para la carrera del mismo nombre.

Por su parte el Instituto Regional de Estudios en Sustancias Tóxicas es un órgano comprometido con el desarrollo sostenible, la protección y conservación de los ecosistemas naturales, la calidad de vida de los trabajadores y de la sociedad afectados por las sustancias tóxicas y otras actividades humanas. Su labor se centra en la evaluación de riesgo para la salud y el ambiente vinculados a condiciones laborales y sociales, especialmente de las poblaciones más vulnerables. Así como el estudio del impacto de las sustancias tóxicas en ecosistemas terrestres y acuáticos, la promoción de ecosistemas saludables, los estudios epidemiológicos en trabajadores y sus familias y la búsqueda de alternativas de producción limpias.

Cuenta además con un Laboratorio de análisis de residuos de plaguicidas y contaminantes emergentes, uno de estudios ecotoxicológicos y otro de análisis espacial aplicado al estudio de la contaminación ambiental. Imparte la Maestría en Ecotoxicología Tropical, la Maestría en Salud ocupacional en conjunto con el Instituto Tecnológico de Costa Rica, y la Maestría en Bioética en alianza con la Universidad de Costa Rica.

Desde sus orígenes en 1982 hasta el presente ha ejecutado más de 100 proyectos de investigación, cuenta con más de 500 publicaciones técnicas y científicas con amplia participación estudiantil.