Lun05272019

Última actualización07:52:00 AM

Back Usted está aquí: Inicio Portada Noticias - Portada El alimento perfecto: la sardina

El alimento perfecto: la sardina

Mar

Las sardinas son uno de los pescados azules más consumidos en Costa Rica y uno de los que más nutrientes aporta. Y es que cuenta con grandes cantidades omega-3, unos ácidos grasos muy beneficiosos para el corazón, para el colesterol y para la presión sanguínea, entre otros.

Tanto es así que la Fundación Española de Nutrición afirma que una ración de sardinas cubre casi al 100% los objetivos nutricionales diarios, ya que contiene Omega 3, proteínas, fósforo, selenio, yodo, magnesio, vitaminas del grupo B, como la B12, la B6 y la niacina y vitaminas liposolubles E y D.

“El aporte de ácidos grasos poliinsaturados omega 3, por una ración, casi duplica los objetivos nutricionales recomendados para la ingesta diaria de la población. Las proteínas, de alto valor biológico, suponen una significativa contribución a la ingesta diaria de las mismas. Estos ácidos grasos Omega 3 juegan un papel muy importante en la prevención de las enfermedades por lo que su consumo dentro de una dieta equilibrada es indispensable”, explicó Viviana Araya, Gerente de Mercadeo de Sardinas La Sirena

Propiedades de este superalimento

· Reparadora: sus vitaminas liposolubles, como la vitamina A, participan en la reparación de piel, mucosas y otros tejidos corporales.

· Antioxidante: el selenio actúa como fotoprotector de la piel, mejorando las patologías de eczemas y psoriasis, ya que favorece la regeneración cutánea.

· Antiinflamatoria: la proporción omega-3 y omega-6 establece un equilibrio que disminuye la inflamación en enfermedades como la artritis reumatoide o la diabetes.

· Anticancerígena: su contenido en coenzima q10 reduce la probabilidad de padecer cáncer de riñón.

· Antidiabética: su bajo contenido en azúcares la hace muy indicada en dietas para diabéticos.

· Bajar peso: las sardinas son un buen aliado en dietas para facilitar la pérdida de peso y acelerar el metabolismo.

· Cardiosaludable: su alto contenido en omega-3 la transforma en un excelente cardiotónico, un protector en la aparición de enfermedades cardiovasculares. Un estudio de la Academia Americana de Neurología de marzo de 2018 relacionó la alta ingesta de omega-3 con un riesgo bajo de padecer esclerosis múltiple.