Mié06192019

Última actualización08:39:00 AM

Back Usted está aquí: Inicio Educación Noticias - Educación Educación 2 UNA reitera compromiso con lucha por erradicar hostigamiento sexual

UNA reitera compromiso con lucha por erradicar hostigamiento sexual

UNAlogo

En el marco de las denuncias realizadas por estudiantes de las universidades públicas, incluida la UNA, sobre la dimensión de las prácticas de hostigamiento sexual en los centros de educación superior universitaria, la Rectoría de la Universidad Nacional (UNA), reitera su compromiso de prevenir, prohibir y sancionar esta práctica discriminatoria por razón de sexo que atenta, mayoritariamente, contra la dignidad de las mujeres en el ámbito laboral y educativo.

Lo anterior, según por cuanto:

La violencia constituye una violación a sus derechos humanos y sus libertades fundamentales, al tiempo que limita total o parcialmente a las mujeres el reconocimiento, goce y ejercicio de sus derechos y libertades. Además, es una ofensa a la dignidad humana y una manifestación de las relaciones de poder históricamente desiguales entre mujeres y hombres.

Las manifestaciones del hostigamiento sexual, como una forma de violencia de género, no son hechos aislados; son conductas cuyo fin es mantener a las mujeres en estado de opresión y subordinación en sociedades patriarcales, para preservar la dominación masculina hegemónica.

Algunas formas de hostigamiento sexual son: uso de palabras con contenido sexual, que resulten hostiles, humillantes u ofensivas para quien las recibe, tales como chistes obscenos que disgustan, comentarios o sugerencias de tipo sexual. También lo son los requerimientos de favores sexuales que impliquen promesas, amenazas o exigencias cuyo rechazo puede implicar represalias, en la calificación o nota del curso, o en el trabajo, y los acercamientos corporales y otras conductas físicas de naturaleza sexual. Todas estas conductas son indeseadas y disgustan a quien las recibe.

Costa Rica aprobó en 1995 la Ley contra el Hostigamiento Sexual en el Empleo y la Docencia, Nº 7476, la cual establece la responsabilidad a las instituciones públicas y privadas de mantener en el lugar de trabajo y de estudio, condiciones de respeto para quienes laboran ahí, por medio de políticas internas que prevengan, desalienten, eviten y sancionen las conductas de hostigamiento sexual, para lo que se deben tomar medidas expresas en la normativa interna.

La Universidad Nacional cuenta desde 1995 con un Reglamento interno (SCU-1733-95 del 27 de octubre de 1995) para Prevenir, Investigar y Sancionar el Hostigamiento Sexual, modificado mediante acuerdo UNA-SCU-ACUE-1071-2017. Desde ese mismo año, la UNA cuenta con dos instancias especializadas en la materia: La Fiscalía contra el Hostigamiento Sexual, integrada por una Fiscal Titular y una Fiscal Adjunta y la Comisión de Resolución de Denuncias sobre Hostigamiento Sexual.

Asimismo, el Reglamento citado establece que en todo momento la persona denunciante tiene derecho a que se le garantice su estabilidad e integridad física, psicológica, emocional y sexual, y es deber de los órganos competentes evitar cualquier forma de re victimización, ante lo que se deben decretar medidas cautelares o de protección en caso de que sean necesarias.

El Reglamento establece medidas cautelares como la reubicación de la persona denunciada, incluyendo el traslado de grupo si se trata de estudiantes, o la suspensión temporal de la persona denunciada cuando su presencia pueda causar agravio a la denunciante o pueda entorpecer la investigación o influenciar a las personas que puedan ser testigos. Y como medidas de protección se puede reubicar a la persona denunciante en otra instancia institucional, curso o modalidad de estudio cuando exista una relación laboral o educativa de subordinación con el denunciado, o el vejamen sufrido por la persona denunciante sea de considerable gravedad.

En el marco de este esfuerzo institucional, la UNA ha realizado cuatro investigaciones para conocer la prevalencia del hostigamiento sexual, en población estudiantil y administrativa, lo que ha permitido orientar la toma de decisiones en esta materia.

La regulación interna establece la realización de campañas de información y prevención, las cuales se llevan a cabo anualmente contra el hostigamiento sexual en todos los campus y sedes de la UNA.

Además, en 2009 la Universidad Nacional aprobó las Políticas contra el Hostigamiento Sexual, con el propósito de mantener ambientes de trabajo y estudio libres de hostigamiento sexual.

Con base en lo anterior, reitero el compromiso de esta Rectoría en el acatamiento de la Política contra el Hostigamiento Sexual en la Universidad Nacional, bajo la consigna NO AL HOSTIGAMIENTO SEXUAL EN LA UNA.

Insto a todas las personas de la Universidad Nacional afectadas por conductas de hostigamiento sexual, venga de quien venga, a denunciar formalmente ante la Fiscalía Contra el Hostigamiento Sexual (teléfonos 2277-3961, 2277-3962, 2277-3963, www.fiscalia.una.ac.cr)

Además, hago un llamado a la comunidad universitaria y nacional a hacer un esfuerzo por la erradicación de los patrones socioculturales que fomentan esta y cualquier otra forma de violencia contra las mujeres.

Alberto Salom, rector de la UNA