Mié07082020

Última actualización10:30:00 AM

Back Usted está aquí: Inicio Ambiente Noticias - Ambiente Ambiente 1 Sector exportador de banano con aval de protocolo sanitario

Sector exportador de banano con aval de protocolo sanitario

Bananos

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) aprobó recientemente el protocolo para la prevención del COVID-19 en el sector bananero, el cual contempla las acciones preventivas y de mitigación que deben cumplir los productores de esta fruta de exportación para evitar la propagación de la enfermedad.

Bajo la coordinación de Corporación Bananera Nacional (CORBANA), en el proceso de elaboración del documento participaron representantes de distintas empresas y organizaciones del sector bananero exportador, así como de especialistas del MAG.

Jorge Sauma, gerente general de CORBANA, indicó que desde el inicio de la pandemia COVID-19, la institución emitió varias comunicaciones a los productores bananeros con las medidas de prevención del virus, relacionadas con oficinas en las plantas empacadoras, el campo y otras instalaciones aledañas a la producción bananera.

“No obstante, es importante que los trabajadores conozcan y apliquen todos los protocolos de higiene y que tomen conciencia de que prevenir más contagios es compromiso de todos, ya que somos responsables de cuidarnos unos a otros”, enfatizó.

Detalló que la industria bananera brinda empleo a 40 mil personas de forma directa, por lo que es vital que los trabajadores bananeros acaten al pie de la letra las recomendaciones dadas. “La actividad se concentra principalmente en la provincia de Limón”, acotó.

“El sector bananero nacional sigue siendo un ejemplo de trabajo ordenado y de respeto por los protocolos fitosanitarios que exige la actividad. Ahora, con la pandemia, su experiencia le ha permitido ajustarse muy fácilmente y desarrollar el protocolo respectivo”, declaró el Ministro de Agricultura y Ganadería, Renato Alvarado Rivera.

Por su parte, Eduardo Gómez, presidente de la Junta Directiva de la entidad, apuntó que, considerando la crisis económica a raíz de la pandemia, “hasta el momento la industria bananera ha logrado sostener las exportaciones agrícolas del país y proteger el bienestar de los trabajadores que es el principal compromiso de todo el sector”, manifestó.

Entre las medidas contempladas en el protocolo para el sector bananero deben ser aplicadas en edificios, plantas empacadoras y plantaciones, están:

· Controles para el ingreso y salida de personas a las plantas y fincas.
· Uso de protección personal como cubre bocas y caretas faciales.
· Distanciamiento entre colaboradores.
· Disminución de reuniones presenciales.
· Protocolo de lavado de manos después de toser y estornudar o después de tocar superficies potencialmente contaminadas.
· Las empresas bananeras deben proveer al personal de los productos de higiene necesarios para poder seguir las recomendaciones (agua y jabón, así como alcohol en gel, al 60° o 70°).
· Deberá contarse con una persona encargada de verificar el cumplimiento de las nuevas prácticas de prevención del COVID-19, tanto en plantas empacadoras como en las fincas.
· Los empleados deberán hacer uso correcto y obligatorio del equipo de protección personal que se les facilite por parte de la empresa, el cual debe ser eliminado en una bolsa plástica exclusiva.
· Las empresas tendrán que asegurar la limpieza y desinfección, al menos dos veces al día, de todas la superficies y espacios que sean considerados críticos, como manijas, pasamanos, interruptores de luz, reloj marcador, servicios sanitarios, llaves de agua, escritorios y equipos de cómputo, herramientas, entre otras, manipuladas con alta frecuencia por las personas colaboradoras y visitantes.
· En todas las instalaciones del sector bananero deberá contarse con un plan para la continuidad del negocio, en caso de que se presente una interrupción del proceso, de manera que pueda retornar a la operación lo más rápido posible.
· El plan de continuidad debe servir para protegerse, reducir la posibilidad de ocurrencia, prepararse, responder y recuperarse de los incidentes disruptivos cuando ocurran.

Este es el segundo protocolo sanitario del sector agroalimentario que se aprueba; el primer protocolo fue el cafetalero. Este proceso continuará en al menos 9 áreas:

1) Fincas productivas agrícolas (producción primaria) y fincas agroexportadoras (en coordinación con COMEX).
2) Fincas productivas pecuarias (producción primaria).
3) Pesca y acuicultura (en coordinación con INCOPESCA).
4) Elaboración de piensos preparados para animales.
5) Elaboración de alimentos de origen animal: lácteos, elaboración y conservación de carne y embutidos de aves, elaboración y conservación de carne y embutidos de ganado vacuno, porcino u otro animal, elaboración y conservación de pescado, crustáceos y moluscos, centros de almacenamiento y distribución de alimentos de origen animal.
6) Propagación de plantas.
7) Silvicultura y extracción de madera.
8) Ferias del Agricultor.
9) Subastas Ganaderas.