Dom02162020

Última actualización07:16:00 AM

Back Usted está aquí: Inicio Portada Noticias - Portada Local Cuidado con las imágenes de índole sexual y compras por internet en el Día de los Enamorados

Cuidado con las imágenes de índole sexual y compras por internet en el Día de los Enamorados

Colonesweb

El Día de los Enamorados es una fecha especial para regalar cosas y recibir mensajes por correo electrónico y WhatsApp, por eso es importante mantenerse atento ante la cantidad de virus informáticos que hay actualmente, innumerables estafas que realizan los ciberdelincuentes y el sexting que puede traer graves consecuencias.

Actualmente, tener una conversación subida de tono por whatsapp o, lo que es lo mismo, hacer sexting, es cada vez más frecuente. Sin embargo, es primordial tener en cuenta aspectos para evitar un problema con la información.

Sexting es una palabra compuesta de “Sex” (Sexo) y “Texting” (escribir mensajes), y es el fenómeno de fotografiarse en actitud provocativa para enviar las imágenes a personas.

“Existen riesgos como la exposición a pedófilos o depredadores sexuales y otros acosadores o chantajistas. Las personas que realizan estas acciones corren el riesgo de que dichas imágenes acaben siendo usadas para extorsionar y chantajearles, ya sea por parte de los destinatarios de las mismas o de terceras personas que se hagan con dichas imágenes, el método de pago de la extorsión puede ser sexo o dinero”, explicó Kenneth Monge, profesor de ciberseguridad de Universidad Cenfotec.

Entre los consejos para evitar que el sexting se haga de mal forma están, no acceder a extorciones y chantajes, evitar contactar con desconocidos, denunciar extorsiones, no compartir información o fotografías comprometedoras, nunca enviar ni tomarse fotografías que pudieran afectar la reputación, saber que las fotografías pueden ser interceptadas por terceros, ver ¿quiénes exactamente reciben las fotografías?, si se envía una imagen, no volverlo a hacer, será una cadena que jamás terminará y bloquear las fotografías de las redes sociales.

“Hablamos de una práctica que es voluntaria, así que siempre, pensarlo antes de enviar. Lo que se publica online o sale del propio teléfono se convierte en irrecuperable, escapa para siempre del control y puede llegar a cualquiera en cualquier momento”, agregó Monge.

En el caso de las compras en líneas se recomienda hacerlas con una red confiable y que de paso cuenten con las últimas actualizaciones de software. No se debe entrar a los sitios usando enlaces que han llegado por correo/mensajes ni ventanas emergentes con anuncios.

Verificar la fuente de quien nos envíe tarjetas digitales o imágenes alusivas a la época, ya que muchas veces detrás viene un virus informático.

PUNTOS A TOMAR EN CUENTA:

Como en cualquier compra cabe la posibilidad de una estafa, pero hay indicadores de seguridad que nos advierten que podemos seguir adelante con la compra o no:

· Contraseñas seguras, al abrir una cuenta en una tienda en línea no use palabras cotidianas, nombres de familiares o fechas de cumpleaños para la contraseña. Elija combinaciones de letras mayúsculas y minúsculas, números y símbolos. Y aunque resulte engorroso, tenga una contraseña diferente para cada cuenta.

· Diga no al wifi público para realizar compras en línea, las redes abiertas y públicas son perfectas para el robo de datos bancarios. Allí los piratas informáticos capturan contraseñas, detalles de inicio de sesión e información financiera. Es mejor esperar unas horas para realizar la compra en su casa o trabajo y así usted minimice la posibilidad de robo a su tarjeta.

· Errores de ortografía o cambios en la dirección de la página visitada podrían ser alertar el acceso a una página comprometida.

· Sitios que ofrezcan productos de marcas conocidas a precios muy bajos. Si algo es demasiado bueno para ser cierto, es posible que sea un engaño. La página debe ser de un negocio conocido. Además asegúrese que el sitio utiliza mecanismos de seguridad para proteger la información y garantizar su autenticidad. Esto se logra al usar “https://“en el campo de dirección, y los navegadores tienen mecanismos visuales para mostrar que se está usando este protocolo seguro, normalmente con el icono de un candado cerrado y colores en la barra de dirección (por ejemplo: verde si el sitio es catalogado como seguro).

· Revise que el sitio tenga un teléfono al que pueda llamar y una dirección física.

· Infórmese de las condiciones de compra, entrega y devolución de la propia página e imprima y guarde una copia de la compra que realizó.

SOBRE PAGOS:

La mayoría de los sitios permiten hacer el pago con tarjeta de crédito o con servicios como PayPal, que evita el tener que compartir la información de sus tarjetas con todos los sitios. Al pagar con tarjeta de crédito el sitio debe pedir su número de tarjeta, nombre del titular, fecha de vencimiento, dirección registrada y el código de verificación.

Hay bancos que permiten la emisión de números de tarjeta de crédito para un único uso, o tarjetas adicionales con un monto máximo autorizado reducido, para minimizar el riesgo de cobros adicionales. Es importante que su método de pago tenga un seguro contra robo y fraude.