Mié01162019

Última actualización07:52:00 AM

Back Usted está aquí: Inicio Opinión Editorial Consejos para pymes para definir su presupuesto empresarial para el 2019

Consejos para pymes para definir su presupuesto empresarial para el 2019

Olympus

German González, jefe de Servicios Cooperativos de CS

• Reducir de costos: Generalmente cuando las condiciones económicas son desfavorables, las empresas tienden a reducir su personal o reducir sus inventarios, lo que podría ocasionar que se produzca menos y que no se pueda cumplir con la demanda del mercado. Si los costos de los insumos muestran una tendencia al alza (considerando que este factor es el más afectado por la variación del tipo de cambio) lo más recomendable es revisar su cadena productiva, para evaluar posibles mejoras que le ayuden a reducir costos de algunos de sus procesos, así como algunas líneas que se podrían tercerizar a un costo menor que el actual. De esta manera podría aminorar el impacto del aumento del tipo de cambio.

• Evitar el impulso de ajustar precios: Recuerde que el precio del tipo de cambio es una variable que se ajusta constantemente, así como sube, puede bajar. En tiempos de aumentos de este precio, es común que muchas empresas tiendan a trasladar esas variaciones al cliente final. Hoy le recomendamos evitar a toda costa hacerlo aceleradamente, ya que esto podría poner a la empresa fuera del mercado, disminuyendo su nivel de ventas.

• Evaluar las alternativas de nuevos nichos de mercado: Siempre es bueno diversificar los nichos de mercado en los que se ofrecen los productos, ya sea internacional o local que esté dispuesto a asumir un mayor precio en tiempos de aumento de costos.

• Analizar la opción de coberturas: Analice la posibilidad de pactar coberturas que le permitan conseguir un precio fijo a los insumos que importe, al menos por un tiempo. Para ello, asesórese bien y tenga en cuenta que las coberturas están basadas en la especulación, por lo que, si no se analizan bien, podrían causar pérdidas.

• Maneje muy bien su inventario. El inventario es una partida que suele consumir mucho efectivo de su capital de trabajo, un buen manejo del inventario puede ser la diferencia entre una empresa sana y otra que no lo es. Inventarios viejos, obsoletos o que no rotan lo suficiente restan capacidad de generar efectivo para su operación diaria. Evite hacer pedidos de productos de los que no tenga la certeza total que puede vender en un tiempo razonable de acuerdo a la demanda esperada.

• Evalúe su línea de negocio o sus productos por separado. Las empresas deben estar seguras de que lo que los productos que venden o los servicios que ofrecen son rentables por ellos mismos. En muchas ocasiones se dedican grandes esfuerzos a la venta de productos que no generan margen suficiente y descuidamos los que sí generan margen. Tenga claro el mix de productos y asegúrese de contar con quellos que son verdaderamente rentables y desechar aquellos que no lo son, a menos que sean complemento de líneas que sí son rentables.

• Tenga una buena gestión en sus cuentas por cobrar. Existe una tentación de extender los plazos de crédito para lograr mayores ventas, sin embargo esto puede ser un arma de doble filo. Ampliar el crédito a todos los clientes no es una buena estrategia. Aumente plazos a aquellos que han demostrado ser puntuales en sus pagos y hágalo paulatinamente para ir midiendo la respuesta. Estudie a sus clientes y ponga límites acordes que ellos puedan manejar.

• Utilice las líneas de crédito sabiamente. Las líneas de crédito son para financiar huecos en el flujo de caja de operación, no son para financiar compras de activos cuyos réditos se verán en el mediano o largo plazo. Muchas empresas cometen este error que las lleva a descapitalizarse. Las líneas de crédito deben cubrir necesidades de efectivo temporales, como por ejemplo inventarios, cuentas por cobrar, entre otros.

• Evite concentraciones. Las concentraciones generan dependencias por lo que evite mantener concentraciones de clientes, de proveedores, de proveedores financieros, de gestión. Si tiene alguna concentración, trabaje de inmediato en ello y mientras lo hace, genere un plan de acción para administrar la dependencia que le genera esa concentración.