Dom05262019

Última actualización07:52:00 AM

Back Usted está aquí: Inicio Portada Noticias - Portada Principales Colegio de Médicos objeta solicitud de apertura de nueva escuela de medicina

Colegio de Médicos objeta solicitud de apertura de nueva escuela de medicina

Doctor

Ante la escasez actual de oportunidades reales de empleo e inclusive la imposibilidad de brindar una plaza del Servicio Social Obligatorio para los médicos que se gradúan de las universidades, el Colegio de Médicos y Cirujanos objetó ante el Consejo Nacional de Enseñanza Superior Universitaria Privada CONESUP, la propuesta para la apertura de una nueva escuela de medicina en el país.

El criterio brindado por el Colegio obedece a la consulta realizada precisamente por el Departamento de Análisis Técnico y Curricular del CONESUP, amparado en el artículo 53 del “Reglamento General del Consejo Nacional de Enseñanza Superior Universitaria Privada, Decreto Ejecutivos N°29631- MEP”, el cual faculta solicitar el criterio académico al respectivo Colegio Profesional Universitario para el estudio de solicitudes que comprendan la evaluación del cumplimiento y calidad, entre otros, de aspectos como personal académico y administrativo, currículos, normativa, infraestructura y equipamiento, administración, impacto y pertinencia de la carrera.

El pronunciamiento brindado por el Colegio y que ya es de conocimiento del CONESUP, obedece a dos factores clave: la responsabilidad de velar porque existan opciones reales para que las nuevas generaciones de profesionales encuentren empleo, así como de aterrizar en las oportunidades reales que tienen los estudiantes en cuanto a la obtención de una plaza del Servicio Social, requisito fundamental de incorporación ante el Colegio de Médicos y Cirujanos, para que puedan ejercer en Costa Rica.

“Si bien, el Colegio no pretende poner obstáculos al estudio de la medicina, pues tal y como lo señalan los fines de la Ley Orgánica del Colegio de Médicos y Cirujanos, uno de sus fines es el fomento de la educación científica a toda persona que tenga el ánimo y la vocación de servicio que caracteriza la profesión médica, no se puede dejar de mencionar las particulares circunstancia que enfrenan actualmente los estudiantes de medicina, que solicitan su incorporación a este Colegio, tales como la escases de cupos para desempeñar el Servicio Social Obligatorio y las condiciones reales de desempleo médico”, aseveró el Dr. Luis Carlos Pastor Pacheco, Presidente de la Junta de Gobierno del Colegio de Médicos y Cirujanos.

La preocupación de la institución se sostiene en los datos de incorporación de nuevos médicos. En los últimos diez años, la cantidad total de Médicos Generales incorporados fue de 6.050 con un promedio anual de 605 nuevas incorporaciones.

Para el Colegio, existe una responsabilidad de velar porque cada uno de los profesionales cuente no solo con la debida preparación técnica y científica, sino que además puedan incorporarse a la vida laboral de forma expedita.

Otro aspecto que demuestra la complejidad de la realidad de la formación de futuros médicos es con relación a las plazas del Servicio Social Obligatorio.

“El Servicio Social es de naturaleza obligatoria y se impone como un requisito fundamental de incorporación amparado en el artículo 7 de la Ley Orgánica del Colegio de Médicos y Cirujanos, como una forma de retribución profesional a la comunidad, fundamentado en principios de solidaridad, justicia social e igualdad y de este modo, se tratan de satisfacer necesidades sociales, instituciones y docentes, sin embargo, es una realidad que la Caja Costarricense del Seguro Social CCSS, no cuenta con las plazas necesarias para otorgar a cada uno de los aspirantes inscritos a las rifas correspondientes”, argumentó el Dr. Luis Carlos Pastor Pacheco.

Precisamente, en los últimos diez años, alrededor del 10% de los 6.050 médicos que se incorporaron a la institución, lograron obtener plaza para cumplir con el sorteo del Servicio Social Obligatorio para Médicos Generales. Esto conlleva a que muchos profesionales en medicina se incorporen ante el Colegio sin cumplir con tal requisito, que si bien es cierto, es una posibilidad otorgada por ley, lo correcto sería que cada uno lo cumpla, en aras de adquirir los conocimientos y experiencia que dicho servicio provee y de resguardar un servicio de calidad.