El teletrabajo en tiempos de emergencia sanitaria: estrategias para mantener la productividad de la empresa

3HPenvyrove

El teletrabajo es ya una realidad que están asumiendo muchos países. Y Costa Rica no es la excepción. Aunque queda claro que no en todas las categorías profesionales cabe la posibilidad de hacerlo, el grueso del mercado laboral está prácticamente en opción de hacerlo.

Costa Rica es uno de los países a la vanguardia en su implementación, pues desde 2013 el 4.25% de los empleados públicos y el 19% de pertenecientes al sector privado, comenzaron a disfrutar los beneficios de esta modalidad laboral. Sin embargo, quedan muchas empresas que pueden aumentar temporalmente sus opciones de trabajo remoto.

El hecho de estar a distancia no significa que no se pueden lograr resultados de negocio o tener una excelente experiencia de colaboración y trabajo remoto. Poder ver a los colegas, escribir notas, hablar, compartir contenido y usar una pizarra son actividades que ahora pueden hacerse de forma virtual.

Por eso, Cisco brinda nueve consejos para trabajar remotamente en forma eficaz durante el brote del coronavirus:

1. Preparar el ambiente: Dedicar un espacio que sea ergonómico, cómodo y productivo. Se recomienda evitar o eliminar cualquier elemento distractor. Mirar hacia una ventana para obtener luz natural, o tener una lámpara cerca.

2. Minimizar las distracciones en las reuniones: Es inevitable que se escuche un poco de ruido de fondo. Incluso con las puertas cerradas, la mejor manera de evitar que los ruidos distraigan a otros en la llamada es silenciarse cuando no se está hablando.

3. Accesorios de buena calidad: Poder tener una laptop o dispositivo en buenas condiciones y unos auriculares con cancelación de ruido -por ejemplo- es una excelente manera de mantenerse enfocado.

4. Hacer una pausa: Estar en la oficina puede hacer más fácil tomar descansos. Sin interacción social en persona, es fácil pasar horas sin tomar los mismos descansos que en una oficina. Tomarse momentos regulares para estirar su cuerpo y para programar chats virtuales de café con los miembros del equipo entre reuniones.

5. Video vulnerable: En persona, los trabajadores se involucran fácilmente ya que pueden ver las reacciones de todos. Compartir videos puede ser intimidante al principio, pero el equipo pronto se acostumbrará a compartir videos en discusiones remotas interactivas e interesantes.

6. Una conversación directa, uno a uno: En los ambientes virtuales, establecer un estado personalizado les permite a las personas saber lo que otra está haciendo, por ejemplo: "Salí a almorzar ????️". Puede verificar fácilmente la disponibilidad de un colega. Incluso si esa persona está en una llamada activa, una conversación puede comenzar enviando mensajes en un espacio 1:1.

7. Compartir para demostrar interés: Mantener la atención en una reunión virtual no es diferente a lo que sucede en persona. Compartir una pantalla o presentación y usar anotaciones ayuda a los participantes remotos a mantenerse comprometidos y seguir el hilo de la conversación.

8. Ideas en el aire: Al igual que en una oficina física, compartir ideas en una pizarra es parte clave del trabajo conjunto. En una reunión virtual, ¡es aún mejor! En la vida real, existe el riesgo de que se borre o sobrescriba una pizarra blanca. Cuando pones la pizarra virtualmente, las ideas se guardan y pueden retomarse posteriormente, abrirlas cualquier pizarra creada previamente y editarlas en tiempo real.

9. Expresarse de la mejor forma: Cuando se envían mensajes, la otra persona no puede ver las reacciones. Si una imagen dice más que mil palabras, entonces un GIF es una excelente manera de expresarse.

Seguir estos pasos sencillos puede marcar la diferencia en cómo se experimenta el trabajo remoto o a distancia. En estos tiempos donde se presentan situaciones que pueden llegar a ser impredecibles, aprovechar los beneficios de la tecnología es calve para mantenerse activo y productivo. Para ello, Cisco cuenta con Webex, una plataforma de colaboración y videoconferencia.

La experiencia generada con el teletrabajo en equipo virtual, organizado con buenas prácticas de gestión y colaboración marcará una nueva era en las relaciones laborales y las tareas para las empresas que se sumen a esta evolución.